Saltar al contenido

Gradilla de tubos de laboratorio

Las gradillas para tubos son un sistema de almacenamiento para tubos de ensayo que se utilizan en laboratorios. Son fáciles de usar, pueden sostener varios tubos de ensayo al mismo tiempo y se pueden adaptar a cualquier tamaño de tubo.

¿Qué es una gradilla de laboratorio?

Una gradilla para tubos de ensayo es un equipo de laboratorio que se utiliza para sostener varios tubos de ensayo en posición vertical al mismo tiempo.

 

gradilla de laboratorio hecha de aluminio

Las gradillas también brindan almacenamiento protector para los tubos de ensayo y facilitan mucho su transporte y limpieza .

Una gradilla de laboratorio también es muy importante para proporcionar entornos seguros y eficientes para que médicos, investigadores y científicos trabajen sin riesgo de contaminación o rotura de tubos de ensayo.

Usos de las gradillas en laboratorios

Las gradillas de laboratorio, se utilizan para sostener en posición vertical varios tubos de ensayo al mismo tiempo.

Se usan más comúnmente cuando se necesita trabajar con varias soluciones diferentes simultáneamente, por razones de seguridad, para el almacenamiento seguro de los tubos de ensayo y para facilitar el transporte de múltiples tubos.

Tipos de gradillas de tubos

Las gradillas de tubos de ensayo pueden diseñarse para ser inclinadas, apilables, entrelazadas o fabricadas específicamente para el secado. También están disponibles en materiales diferentes.

  1. Gradillas de madera. Los primeras gradillas de tubos clásicos estaban hechas de madera. Hoy en día, rara vez se usan, ya que pueden dañarse durante los procesos de esterilización en autoclave y son difíciles de desinfectar, atrapando bacterias.
  2. Gradillas de acero. Las gradillas de acero inoxidable son muy eficaces ya que no son corrosivas para los fluidos corporales, son estériles y pueden contener tubos de ensayo durante los procesos de esterilización en autoclave sin dañarse.
  3. Gradillas de aluminio. El aluminio puede ser menos costoso que el alambre de acero, sin embargo, no es tan fuerte y es más probable que se combe, deforme o doble bajo el peso, la fuerza o el calor.
  4. Gradillas de plástico. Las gradillas para tubos de ensayo de plástico, como las gradillas para tubos de ensayo de polipropileno, se pensaron que eran la mejor solución para el manejo de materiales debido a la durabilidad del material, pero se dañan más fácilmente que las gradillas de acero.
  5. Gradillas de espuma. Si bien son económicas, lo suficientemente flexibles para adaptarse a muchos tipos de tubos de ensayo y pueden flotar en baños de agua, las gradillas de espuma de celda abierta se dañan fácilmente y no se pueden esterilizar en un autoclave.

Dibujo de una gradilla para tubos

Dibujo en color de una gradilla de laboratorio con tubos de ensayo

gradilla de laboratorio para dibujar

 

Otros instrumentos de laboratorio: