Saltar al contenido

Matraz de ebullición

Un matraz de ebullición es un tipo de equipo de laboratorio utilizado para calentar líquidos. También se usa para hervir líquidos y también se puede usar para destilar líquidos.

¿Qué es un matraz de ebullición?

Un matraz de ebullición es un aparato de laboratorio utilizado para hervir líquidos. El matraz suele estar equipado con un cabezal de destilación y un condensador. Los matraces de ebullición suelen estar hechos de vidrio o metal, siendo este último más duradero.

Los matraces para hervir están hechos de vidrio, metal o plástico. El líquido que debe hervirse o destilarse se coloca en el matraz y se calienta con una fuente de calor externa. Un termómetro en el costado del matraz le permite controlar la temperatura del líquido en el interior.

Uso del matraz de ebullición en el laboratorio

El matraz de ebullición, a menudo se calienta aplicando calor directo a su superficie inferior o sumergiéndolo en agua caliente. Esto se puede hacer con un mechero de alcohol, un mechero Bunsen o una estufa de gas.

matraces de ebullición de fondo redondo y fondo plano

El líquido hierve en la interfase líquido-vapor dentro del cabezal de destilación (o en el fondo del matraz si no se usa cabezal). A medida que este vapor sube por el cuello del matraz, se enfría y se condensa de nuevo en forma líquida, extrayendo así algunos de sus componentes volátiles y dejando atrás los que son menos volátiles.

Tipos de matraces de ebullición

Los matraces de ebullición son un tipo de recipiente que se utiliza para calentar o hervir líquidos. Por lo general, tiene un cuello largo, que está hecho de vidrio, metal o plástico. El cuello largo está diseñado para contener el riesgo de que el líquido se derrame y provoque un accidente.

Entre los distintos tipos de matraces de ebullición se encuentran:

  • Matraz de ebullición fondo redondo
  • Matraz de ebullición fondo redondo de dos bocas
  • Matraz de ebullición de fondo plano

 

El propósito de un matraz de ebullición en química y su importancia

Los matraces de ebullición se utilizan en química porque permiten un control preciso de la temperatura y no reaccionan con la sustancia que se calienta. Se pueden calentar aplicando una llama directamente al exterior del matraz o pasando una corriente eléctrica a través de él.

Los matraces de ebullición también son muy útiles para medir líquidos porque tienen una escala incorporada en el costado que permite tomar medidas precisas sin derrames ni desorden.

Un matraz de ebullición debe usarse en laboratorios para calentar y almacenar líquidos porque puede soportar temperaturas más altas que otros recipientes.

Otros instrumentos de laboratorio: