Saltar al contenido

Mortero de laboratorio

Un mortero es un instrumento de laboratorio, que se utiliza para preparar ingredientes o sustancias triturándolos y moliéndolos hasta obtener una pasta o polvo fino.

¿Qué es un mortero de laboratorio?

El mortero es un utensilio compuesto por un recipiente y una maza, normalmente utilizado para triturar o machacar determinados ingredientes hasta convertirlos en una especie de polvo o en trozos mucho más pequeños.

El mortero es una herramienta fundamental en los laboratorios químicos. Gracias a esto, los elementos químicos sólidos pueden convertirse en polvo o pueden tener tamaños más pequeños, lo que podría ser muy útil para los científicos.

Uso del mortero de laboratorio

Ya que en la antigüedad fue una herramienta muy utilizada en los procesos farmacéuticos para la creación de fármacos. Un mortero y una maja son el tipo más antiguo de equipo de laboratorio.

La maja es una herramienta roma que se utiliza para triturar y moler sustancias en el interior del mortero, que puede ser entre otros materiales, de porcelana, madera, vidrio o metal.

El uso más común del mortero es moler y mezclar productos químicos, pero también se pueden usar para crear o descomponer compuestos, extraer sustancias de plantas y animales o realizar otras tareas de laboratorio.

La sustancia a moler, que puede estar húmeda o seca, se coloca en la cubeta del mortero, donde se presiona y gira la mano del mortero hasta lograr la textura deseada.

Se usan especialmente en farmacia, laboratorios químicos y la industria alimentaria para moler productos químicos sólidos en polvo fino y triturar los sólidos en pedazos más pequeños.

Tipos de mortero de laboratorio

Los morteros de laboratorio se pueden fabricar con diferentes materiales como vidrio, porcelana y metal. La porcelana es el material más común para los morteros de laboratorio porque es resistente al choque térmico, lo que significa que puede soportar cambios de temperatura sin romperse.

Los materiales más comunes con los que se fabrican los morteros son:

  • Mortero de cerámica. Resistente especialmente a los ácidos.
  • Mortero de vidrio. El mortero de vidrio es adecuado para mezclar sustancias y componentes coloridos.
  • Mortero de ágata. Es preferible utilizarlo en procesos manuales para triturar ingredientes que tengan una dureza inferior a 7. Esto lo hace más adecuado para el campo farmacéutico.

Características de un mortero de laboratorio

El uso más común de morteros es crear un polvo fino a partir de sustancias sólidas como hierbas, especias u otro material vegetal.

Las medidas de los morteros varían en capacidad que van desde los 80ml hasta los 500ml.

El mortero de laboratorio está formado por dos partes:
  • Un recipiente. Vasija cóncava de paredes gruesas donde se deposita la sustancia a triturar.
  • Una maza o pilón. Estructura de barra de extremo romo. Está especialmente diseñada para facilitar la trituración.

Mortero de laboratorio para dibujar

Dibujo fácil de un mortero y pilón para colorear

mortero y pilon de laboratorio dibujo

Otros instrumentos de laboratorio: