Saltar al contenido

Vaso de precipitado uso

Comúnmente los vasos de precipitado, también conocidos como “beaker” se usan en laboratorio para contener, medir o traspasar líquidos y también para preparar o calentar diferentes tipos de sustancias químicas.

Una de sus funciones principales es, como su nombre indica, obtener un precipitado. En química, podemos definir un precipitado o precipitación, como la sustancia que a consecuencia de un cambio físico o químico se separa del líquido en que estaba disuelta y se posa más o menos rápidamente.

A diferencia de la precipitación de las lluvias y de las nieves, en este tipo de precipitación “llueve sólido” desde la superficie del líquido.

En el siguiente vídeo puedes ver cómo obtener un precipitado mediante reacción química:

En química se llama precipitado blanco al Protocloruro de mercurio obtenido por precipitación y precipitado rojo al Bióxido de mercurio que se obtiene por la ebullición de este metal en contacto con el aire o por descomposición del nitrato mediante el calor.

Las condiciones bajo las que se forma influyen enormemente en la naturaleza del precipitado.

Así, podemos distinguir diferentes tipos de precipitado entre los que destacamos, los precipitados cristalinos (que contienen muchas partículas pequeñas y brillantes), los precipitados granulares (que se agrupa en pequeños granulos en apariencia similar a los granos de café), los precipitados finamente divididos (con partículas que tienen una apariencia como la harina), precipitados floculentos (que se forma en trozos como la leche cuajada), precipitados gelatinosos (que forman una masa viscosa) y precipitados coloidales (las partículas son pequeñas y no sedimentan fácilmente).

uso vaso de precipitado en laboratorio
Un precipitado se forma en la reacción de una solución

En cuanto a los vasos de precipitado, según la forma y el uso que se le vaya a dar en la actualidad existen varios tipos entre los que podemos encontrar:

  • El vaso Griffin. Es el más utilizado y el estándar de la industria para una amplia variedad de aplicaciones de laboratorio. Esta provisto de un borde grueso y un pico vertedor moldeado que minimizan el derramamiento durante la transferencia del líquido.
  • El vaso Berzelius. Reciben su nombre en honor del químico sueco Jöns Jacob Berzelius.  Este tipo de vaso de precipitado es apropiado para contener electrodos y para titulaciones.. Algunos carecen de pico vertedor y su forma es más alargada y estilizada (su altura es el doble de su diámetro).
  • El vaso Plano o Cristalizador. Son recipientes con poco fondo y que por lo general no suelen tener graduación.  Son utilizados comúnmente para realizar reacciones químicas que producen cristales en el proceso de evaporación aunque también frecuentemente se usan como recipientes para calentar al Baño María.

También te puede interesar: