Saltar al contenido

Probeta de laboratorio

Es uno de los instrumentos de uso más común en un laboratorio.  A continuación te explicamos sus principales funciones y características.

¿Qué es una probeta graduada de laboratorio y para qué sirve?

Es un recipiente estrecho y cilíndrico marcado con líneas horizontales para representar unidades de medida y que se utiliza para medir con precisión el volumen de líquidos. Cada línea marcada en el cilindro graduado representa la cantidad de líquido que se ha medido.

Compuesto por un tubo y una gran base para asegurar su estabilidad, este accesorio químico común tiene muchas características adaptadas a cada uso:

  • La graduación: Dependiendo del modelo, la graduación puede ser esmaltada, serigrafiada, en masa o pintada. Para las graduaciones pintadas, se deben evitar algunos disolventes con el riesgo de borrar las graduaciones.
  • El material: Encontramos los materiales clásicos utilizados en química: vidrio pero también plástico (polietileno, polipropileno, PMMA, Nalgene, polimetilpentano).
  • El volumen: Generalmente de 5 ml a 2 l (5 ml, 10 ml, 25 ml, 50 ml, 100 ml, 250 ml, 500 ml, 1 l, 2 l).
  • La forma: Según el diámetro del tubo, son más altos o más bajos. A menudo están equipados con un pico, pero algunos modelos están equipados con un lapeado o un hilo para recibir un tapón.

¿Cómo se clasifica la probeta graduada?

Las divisiones de escala en una probeta de laboratorio generalmente están determinadas por su tamaño. Por ejemplo, la probeta graduada de 50 ml se divide en incrementos de 1 ml. Sin embargo, la escala de una probeta graduada de 10 ml se divide en incrementos de 0,1 ml y la escala de una probeta graduada de 500 ml se divide en incrementos de 5 ml.

probeta laboratorio

¿Cuál es la unidad de medición de la probeta?

Los cilindros graduados vienen en una variedad de tamaños o capacidades de volumen, y al igual que una taza medidora, el volumen se mide agregando líquido al cilindro y comparando el nivel del líquido con la escala graduada. El volumen medido corresponde al volumen de líquido contenido en el cilindro.

Suelen medir volúmenes de 25 o 50 ml pero también las hay que miden hasta 200 ml.

Usos y función de una probeta graduada en un laboratorio

Los científicos a menudo tienen que usar cantidades específicas de líquido para realizar experimentos. Debido a que estas cantidades deben ser precisas, es importante que un científico tenga un método para medir cantidades exactas.

¿Para qué aplicaciones se utilizan los cilindros graduados? Laboratorio, educación e investigación, usos domésticos básicos. Los frascos de laboratorio se pueden utilizar para almacenar muestras, medicamentos, productos químicos, especias, aceites esenciales, detergentes, aceite, etc.

La probeta o cilindro graduado se utiliza para medir volúmenes (cantidades) de líquidos. Este equipo se utiliza de forma rutinaria, aunque solo tiene una precisión moderada en comparación con otras herramientas, como los matraces volumétricos. Los matraces aforados se utilizan cuando se necesita precisión absoluta.

Los cilindros graduados también se utilizan para determinar el desplazamiento, que es una medida del cambio en un volumen de agua cuando se le agregan materiales adicionales. Esto significa que el volumen de objetos sólidos y soluciones no acuosas (que carecen de agua) se puede determinar utilizando un cilindro graduado.

Las probetas se suelen utilizar en serie y existen soportes especiales, racks, que facilitan su manipulación.

¿Dónde comprar una probeta?

En el siguiente enlace podrás comprar al mejor precio probetas graduadas para laboratorio fabricadas en distintos materiales, plástico, cristal, hormigón.

Ver Probetas de Laboratorio en Amazon

Otros artículos de interés: